Colegio bilingüe de educación primaria

Estamos haciendo todo lo posible para que nuestro compromiso con el bilingüismo continue también en la educación primaria.

Por ello para todos los que apuestan por un bilingüismo real, estamos trabajando en un nuevo proyecto en forma del Colegio bilingüe de educación primaria, en el que seguiremos con una educación 100% bilingüe, apostando por la calidad en la enseñanza.

Principios Pedagógicos

 

Los principios pedagógicos de nuestra propuesta educativa emanan de varias pedagogías.

 

Por un lado nuestra propuesta educativa se basa en la pedagogía Montesori en que:

 

  • La mente del niño absorbe, de manera inconsciente y de forma consciente, todo lo que hay en su ambiente.
  • En el desarrollo del niño aparecen períodos de máxima sensibilidad para determinados aprendizajes: táctiles, lingüísticos, del orden y motores.
  • La manipulación de las cosas es necesaria para el aprendizaje, sobre todo en la Educación Infantil y Primaria.
  • El niño aprende mediante su actividad individual y está deseoso de adquirir nuevos conocimientos a través de su experiencia.
  • El aprendizaje es más eficaz si los contenidos se presentan secuenciados y dosificados, aislando las dificultades. Presentando una dificultad cada vez.
  • El niño debe ejercitar la libertad en un ambiente, familiar y escolar, previamente preparado siendo la disciplina una exigencia interna del niño, no externa.

De estos principios derivan la concepción montessoriana de la relación alumno/profesor:

  • El alumno es el protagonista de su educación y el profesor, o "director", del aprendizaje, un "guía" que ayuda al niño cuando éste lo solicita.
  • El alumno es un ser autónomo y con iniciativas; es un ser responsable y activo que ama el trabajo, y el profesor un creador de ambientes o situaciones didácticas para la realización del trabajo de aprender.

Los medios que deberán emplearse, por estar en consonancia con estos principios, serán:

  • El uso de todas las formas de representación: materiales concretos, medios audiovisuales, impresos, informáticos, etc.
  • El aprendizaje de las técnicas instrumentales básicas, que permitan la búsqueda del conocimiento de manera autónoma.
  • El trabajo individual y en grupo para potenciar las diferencias individuales frente a la competencia discriminatoria.
  • La organización y secuenciación de los contenidos y actividades de forma que permitan el trabajo autónomo.
  • El contacto directo con el entorno, es decir, con las experiencias sensoriales y culturales.

Por otro lado según la pedagogía Waldorf , apostamos por:

 

Un enfoque educativo “integral” u holístico poniendo énfasis en la necesidad de educar no sólo el intelecto, sino también cualidades humanas cuyo alcance va más allá de la racionalidad, como la gestión de los estados de ánimo o la creatividad

 

A su vez la idea de “potencial humano” tiene tintes espirituales

La educación no se concibe como una transmisión de conocimientos ni un proceso de enseñanza y aprendizaje cuyos frutos puedan ser evaluados con herramientas estandarizadas de evaluación y cumplimiento de objetivos. Es, en todo caso, una dinámica entre el alumno y la comunidad educadora que ha de permitirle desarrollarse tanto en habilidades medibles objetivamente como en un plano espiritual.

Potenciar la flexibilidad y la creatividad en el aprendizaje

Los alumnos aprenderán a través de la representación artística de los contenidos de lo que se les imparte, ya sea creando ellos mismos historias relacionadas con lo aprendido, inventando coreografías sencillas, dibujando, etc.

Énfasis en la necesidad de formar comunidades educativas

Se buscarán estrategias para potenciar la involucración de los padres en la educación de sus hijos tanto en casa como en las actividades extraescolares. Al mismo tiempo, gran parte de las actividades que se llevarán a cabo en las clases de la escuela tendrán que ver con actividades cotidianas propias de la vida doméstica. En definitiva, se favorecerá la aparición de una educación en red en la que participen tanto familiares como profesionales de la pedagogía, para no reducir el espacio de enseñanza a la escuela.

Centrarse en el carácter único de cada alumno

Se pondrá especial énfasis en la necesidad de ofrecer un trato personalizado a los alumnos, y esto se plasmará en una cierta flexibilidad a la hora de evaluar los progresos de cada aprendiz.

Nuestro siguiente principio pedagógico está basado en la escuela Reggio Emilia y sus 12 principios fundamentales a partir de los cuales se rige el proceso de enseñanza-aprendizaje:
1. La importancia de las relaciones humanas.
2. La teoría de los 100 lenguajes de los niños.
3. La práctica de la escucha.
4. La valoración de la diversidad y de la complejidad.
5. La participación de las familias y la sociedad en la labor educativa.
6. La escuela colaborativa y comunitaria abierta a la comunidad y colaboradora con ella.
7. La formación de los educadores. Los educadores no son simplemente quienes llenan los jarros vacíos, sino que son seres conscientes de su importante papel en el desarrollo humano de los peques. Por eso no se habla simplemente de capacitación, sino de formación continua, es decir, la adquisición de conocimientos y renovación profesional constante.
8. El atelier y el atelierista. No se trata solo de una educación artística manual, sino de educar el sentido estético, la creatividad, la investigación visual, la atención al arte, la creación propia, y valorarlo como se merece.
9. La documentación del desarrollo del niño, poniéndo énfasis en el progreso que haya desarrollado el niño desde su punto de inicio. Es decir, basándose en la comprensión del niño y no la traducción de lo cualitativo en una nota.
10. El redescubrimiento de la creatividad. Bajo este enfoque, la creatividad es concebida como un rasgo de cualquier persona, ya que no es una cuestión meramente artística o inspiracional, sino una facultad desarrollable. Por ejemplo, al resolver un problema matemático lo típico es que se aluda a una vía de solución que al final todos tendrán en sus cuadernos. Sin embargo, incluso para las ciencias exactas, existe más de una solución posible.
11. La calidad del espacio y el ambiente. No se trata solo de que la decoración del lugar permita al pequeño sentirse cómodo, acogido y dispuesto al aprendizaje, sino de algo más: amueblar, distribuir y utilizar elementos que faciliten el aprendizaje porque son útiles para ello, como lo es la distribución en rincones. (Cómo organizar un buen aula)
12. La importancia de las experiencias y el respeto para el niño. Gracias su trabajo por proyectos, el niño puede aprender de sus propias experiencias partiendo de sus necesidades, características e intereses.

 

Y por último también basaremos nuestros principios pedagógicos en la ESCUELA CHANGEMAKER esforzándose por asegurar un proyecto de centro que perdure en el tiempo. Intentando mantenerse despiertos y ofrecer respuesta a las necesidades educativas actuales, siendo conscientes del momento histórico en que vivimos, en una sociedad en cambio constante en la que es necesario educar de forma diferente. Poniéndo énfasis en el trabajo en un equipo. A su vez animaremos a los alumnos a ser innovadores, dándoles opción a que investiguen constantemente, estando al tanto de tendencias o incluso generándolas.
Practicaremos el aprendizaje activo.
Los alumnos contribuirán activamente en su propio aprendizaje, se adueñarán
del centro y de la toma de decisiones. Asambleas, autogestión, dinamización de la
vida del centro y el desarrollo de proyectos liderados por los alumnos.

Contacto:

CEGEM-My little world

C/Nuñez de Arce 34

47002 Valladolid

tlf.: 983 072 979/610 956 838

Visiten también nuestra página en facebook

Noticias

 

AVISO IMPORTANTE!

 

VISITE TAMBIEN:

 

http://guarderiaingles.weebly.com/

 

 

Ver todas las noticias